¿Te sientes muy cansada y quieres tener calma y tranquilidad para disfrutar mejor de tu maternidad?

Sé lo difícil que es ser madre y encontrar tiempo para ti, porque como madre tengo los mismo retos y las mismas aspiraciones. No solo estoy en la trinchera contigo, sino que soy experta en conseguir propósitos difíciles.

 

Desde mi punto de vista la maternidad es sostener, acompañar, educar y potenciar a nuestros hijos sin olvidarnos de nosotras mismas.

 

La mayoría de las madres nos pasamos el día atendiendo a todo y a todos, con poco o nada de tiempo para nosotras. El problema es este: ocupamos todo nuestro tiempo en el cuidado de los demás, pero sin conseguir nuestros objetivos individuales, lo que nos provoca sentirnos angustiadas, frustradas y estresadas. ¿Te suena?.

 

Esta es una situación muy común y todas mis clientas vienen a mi para mejorar esta situación y consiguen salir del estrés o de la depresión, de miedos como la agorafobia, aumentan su confianza y seguridad, mejoran su relación con ellas mismas y consiguen calma.

 

Pero va mucho más allá porque transforman la visión que tienen de ellas mismas, adquieren un diálogo interior más positivo y constructivo, lo que las ayuda a crear su propio estilo de vida, porque sobre todo, consiguen ser las líderes de sus vidas, llevan su timón. Lo que les ayuda a implicarse en la educación y crianza de sus hijos, disfrutar de su maternidad, de la familia, e individualidad. En definitiva, transforman su vida, sin perder su tiempo ni su dinero.

 

Mi solución es mamálider, un programa especialmente diseñado para madres agotadas que quieren tiempo para ellas, salir del estrés, la angustia y la frustración, para lograr sus objetivos individuales.

 

Puedes hacerlo tu misma o a través de un asesoramiento personalizado.
Con este método vas a conseguir:
  1.   Tener mayor orden y claridad a la hora de establecer tus objetivos.
  2.   Tiempo para ti
  3.   Más armonía en tu vida y en tu familia
  4.   Un sistema que te ponga fácil planificar tus objetivos.
  5.   Calma y tranquilidad
  6.   Quererte mucho más.